Cómo saber cuál es la voz del público de mi negocio

Publicado por growing en

Inicialmente, cada negocio tiene su público objetivo. No todos serán tus clientes y es por eso que deberás saber a quién le dirigís el discurso. 

¿Está mal no poder convencer a todos de que sos lo que buscan? Por supuesto que no, pensá en algo que vos no adquirías simplemente porque no es tu estilo, tenés prioridades, entre otras opciones. 

Si todavía no sabés a quién te dirigís te recomendamos nuestro artículo sobre público objetivo.

Ahora bien, tu público es un grupo de personas que se identifican de alguna forma que hará que vos puedas comunicarte sin necesidad de salirte del lado profesional, formal o simpático.

Pongamos un ejemplo:
Juanito vende ropa para niños de 1 a 12 años. ¿Con quién crees que tendrás interacción? ¿Con el niño que use la ropa o con una madre o padre que busque ropa para su hijo? Así como pueda ser un tío, un conocido, etc.

Entonces, su público objetivo, por más que sea vender ropa de niños, no será hablarle a ellos sino a un adulto que piense en el niño que conoce.

¿Cómo interactuamos en este caso?

Al tratarse de niños, lo mejor es sonar alegre y divertido, para que entiendan que aunque no les hablemos a los menores de edad, vendemos productos que son dedicados a ellos. No obstante, el adulto que comprará no quiere leer cosas que no son de su interés, quieren información clara, interesante, que les aporte y resuelva un problema.

¿Está bien ser formal? Por supuesto, pero también un poco informal. Agregale algo divertido a las cosas que publiques. Si bien no contarás de la vida de un personaje ficticio porque a ellos les gusta, podrás contar de los personajes que están siendo furor para que el adulto, a la vez, entienda los gustos y estilos del niño.

𐄂 Ejemplo que no:
“¿Qué preferís, ver Peppa Pig o Pocoyo?”

Ejemplo que sí:
“¿Sabías que…? Ahora Peppa Pig sacará nuevos capítulos y celebramos con una promo de 3×2 remeras del programa. ¿Se ve esta animación infantil en tu casa?”

Si bien es distinto el formato (uno solo quiere interaccionar y el otro, antes de hacerlo, informa sobre lo que vendrá), está dirigido a distinto público, ¿por qué?

En el primer ejemplo, la pregunta va dirigida hacia las preferencias del niño, pero quien la recibirá será el adulto. Aunque un familiar o conocido lo vea con el menor, no va a preferir uno puntualmente, no es de su interés. En cambio, si la pregunta va dirigida a algo que le sea más familiar, como ver un niño enfrente de una pantalla viendo tal programa, querrá participar más facilmente y entenderá que además, gracias a nuevas tendencias, hay más promociones o más productos del personaje que busca.

¿Entonces…? Nos dirigimos al adulto, le ponemos un poco de diversión, de colores llamativos, manteniendo la idea de infancia, pero con nuestro discurso hacia un adulto, el que decidirá la compra.

Categorías: Blog

0 Comentarios

Deja un comentario

Avatar placeholder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *